La meditación en niño ayuda al desarrollo de la atención, autorregulación y el manejo de emociones